Lectura recomendada: Darío Macor Conferencia por el 40 Aniversario del PSP- Extractos

Darío Macor

Darío Macor durante su conferencia en el 40º Aniversario del Partido Socialista Popular

En estos días los compañeros socialistas despedimos a un gran amigo, un gran pensador, historiador, investigador e intelectual: el compañero Darío Macor. Nos despedimos de la cercanía de su persona, pero no de sus ideas, de sus reflexiones, de su compromiso… Su mirada intrépida, buscando pistas en el pasado, nos acompañará siempre sembrando el camino hacia el futuro. Comparto con ustedes algunas líneas pronunciadas por Darío en el 40º Aniversario del Partido Socialista Popular.

“No hay Partido Socialista sin una historia que nos permita apreciar en todo su contexto la significación que el partido tiene. Otros partidos pueden desproveerse de esa tradición, pero un partido de izquierda, comprometido a cambiar la realidad, tiene un compromiso con el pasado diferente al de los partidos que sólo están para administrar”

“Todos sabemos el importantísimo rol que tuvo en la historia argentina anterior al peronismo el Partido Socialista como gran constructor de sentido de una sociedad moderna. Cargado de errores, pero ojo, construyeron en el desierto. Y construyeron fundamentalmente tres o cuatro grandes líneas. Construyeron fundamentalmente en lo político, construyeron fundamentalmente en lo sindical, construyeron en lo cooperativo, y construyeron en la tradición parlamentaria. Cuatro grandes pilares. Yo cuando pienso en El Hogar Obrero, cuando pienso en las fundaciones a partir de las cuales hacía todo el trabajo pedagógico (…) de formación de los argentinos, más allá de la escuela pública, pienso que el Partido Socialista tenía misiones que iban más allá de la política inmediata, de la política concreta, de la política parlamentaria. La política, la cooperativa, la sindical y la parlamentaria, esos cuatro rubros (…) comenzaron a ponerse en práctica apenas fundado el partido. (…) No es que cada diez años agregaban algo. A los diez años [de su fundación] las cuatro patas de la mesa socialista ya estaban puestas claramente para construir la Argentina moderna”.

“En el 72 el Partido aparece como una gran organización primero, para enfrentar los dilemas de ese momento (…). El PSP funcionó como un aparato pequeño para contener todo lo que se podía contener cuando llegó la noche. Contenerlos, para qué. Para que no los absorba en exclusividad la actividad privada. Que sigan siendo médicos, sí, pero no médicos encerrados en la actividad privada, sino médicos que vinculan la profesión con la política. Y eso era, a la vez, un fantástico dispositivo para no huir a otras tradiciones políticas, o para no caer en el mundo de lo privado cuando la dictadura le quitó todo el sentido a la política.”

“Eso le va a dar una vertiente (…) que sé que estaba en el origen, pero me parece que se va a incrementar por ese motivo que es la vinculación con las organizaciones sociales. Si la política está apagada, hay que hacer política donde no se dice que se hace política, es decir, por ejemplo, en las vecinales.”

“Luego vienen los 80. Con los 80 hago referencia a la caída de la dictadura, la aparición del 83 y una sorpresa. Rápidamente el PSP va a pasar a controlar, a pocos años la intendencia de la Ciudad de Rosario y (…) a demostrar a pocos años que no era un rayo en un día soleado, que había llegado al gobierno para quedarse por lo menos bastante tiempo… Ahí el socialismo popular descubre dos cosas vitales: un concepto con el cual recuperar el vínculo con el socialismo (…) que es el concepto de democracia de proximidad. La democracia de proximidad es para el socialismo en Santa Fe un concepto tan valioso como para Justo la cuestión agraria. Pero a la vez descubren que no basta con ser un partido municipal, y ahí empieza todo el trabajo que va a terminar en la reorganización del partido de escala nacional que va a terminar en la unidad del partido (…). En esas dos cuestiones aparece primero, un objetivo natural que es la provincia. Al aparecer el objetivo natural que es la provincia aparece un cambio de escala (…) Quien administra la provincia empieza a meterse con el problema de los impuestos. Cuando uno empieza a meterse con el tema de los impuestos vuelve al origen del pensamiento socialista. Y escala natural, si en la provincia las cosas andan bien, lo miro a Hermes, es volver a pensar la Nación.”

“Aquí termino el trayecto del recorrido por la biblioteca, mi biblioteca, que me lleva a pensar cómo pensar la Nación sin sacrificar en el camino lo que se ha hecho del 89 para acá, sin sacrificar en el camino lo que se hizo en el 72, sin sacrificar en el camino la historia del socialismo en la Argentina, la historia del socialismo construyendo a la Argentina moderna. Gracias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*