Educación para el trabajo

Blog_EducacionTecnicaDesde fines del siglo XX, los nexos entre educación y trabajo han ocupado un lugar preponderante en la agenda educativa. Esta no es una problemática nueva, pero adquiere singulares características en las últimas décadas. En sociedades donde la información y el conocimiento son componentes claves, la formación técnica y profesional es un puente indispensable para el acceso a los mercados laborales.

El desafío que se plantea va más allá de la articulación entre la esfera educativa y la esfera productiva. Las economías del conocimiento demandan también la construcción de estrechos vínculos entre educación, innovación, ciencia, tecnología y trabajo. Cuando es posible consolidar estos eslabones se cierra un círculo virtuoso que dinamiza la sociedad y la economía. Y para ello, es necesario poner en debate no sólo qué vamos a enseñar, sino fundamentalmente cómo vamos a introducir la innovación tecnológica como componente clave del sistema educativo.

Las transformaciones en los paradigmas de construcción, difusión y aplicación del conocimiento a los procesos productivos borran hoy los límites entre conocimientos teóricos, tecnológicos y prácticos. Hemos acumulado también evidencia que nos informa sobre la relevancia de articular teoría y práctica en los procesos de aprendizaje. Así, en este contexto, pierden sentido las fronteras entre formación académica y formación técnica y profesional. Y por el contrario, es imperioso apelar a la integración de los diversos saberes, incorporando nuevos paradigmas.

La formación de los trabajadores no culmina con la finalización de un trayecto escolar, sino que es un proceso de actualización e innovación permanente, sin fin. No basta sólo con transmitir determinadas habilidades manuales y conocimientos técnicos. Es preciso que los trabajadores se apropien de un conjunto de competencias que permitan una actualización permanente del saber, el desarrollo de una capacidad de aprendizaje dinámico y la continua adaptación en el ejercicio de diversos roles laborales.

En la provincia de Santa Fe se han iniciado acciones  para avanzar en la construcción de una educación con y para el mundo del trabajo. Así se han reformulado los planes de estudio para el primer ciclo de las escuelas de Educación Técnica Profesional y para las Escuelas de Formación Laboral. Por otra parte, se han impulsado acciones conjuntas entre las Escuelas Primarias de Educación de Adultos y los Centros de Capacitación Laboral. Y asimismo, se elaboraron estrategias para incentivar a los estudiantes a la realización de emprendimientos productivos.

Todas estas acciones son trazos a partir de los cuales hay que construir un camino de transformación, que sea un puente para integrar a los jóvenes al mundo del trabajo, como mecanismo de redistribución de oportunidades de desarrollo personal y profesional, y como herramienta para posibilitar la construcción de otros escenarios de integración. La historia exitosa que tuvo la educación argentina nos demuestra que no estamos equivocados al retomar esa senda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*