Nuevas tecnologías, nuevos espacios para la acción política

ImagenEn marzo pasado se cumplieron 25 años del proyecto que dió origen a la red informática mundial que no sólo transformó el modo en que nos comunicamos, sino que modificó profundamente la dinámica de las relaciones en la sociedad. Un cuarto de siglo después, la World Wide Web (www) es un fenómeno que, sin dudas, ha cambiado nuestras vidas. Me parece una buena oportunidad para compartir con Ustedes una reflexión acerca de algunas oportunidades y desafíos que nos presentan las nuevas tecnologías en el terreno de la comunicación, el debate y la circulación de ideas políticas.

Como socialista, me entusiasma la diversidad de oportunidades en la comunicación que ofrecen las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, en términos de producción y circulación de la información y de la opinión política. En las redes sociales se multiplican las voces y ya no parece tan sencillo imponer un discurso único. En este sentido, las Nuevas Tecnologías tienen un efecto nivelador cuya consecuencia parece ser una agenda política y comunicacional más democrática. Esta libre circulación de información representa un bien social que debería ser tutelado frente al avance de poderes privados o públicos que pudieran cercenarlo. Como aprendizaje, la libertad de expresión y la diversidad de opinión que encontramos en los nuevos medios, son valores que deberíamos intentar trasladar a los escenarios tradicionales de la comunicación.

Un aspecto que tal vez demanda un esfuerzo extra de adaptación de parte de quienes no somos nativos digitales, es que este gran diálogo de las redes sociales, esta “comunidad” se forja a partir de un intercambio no organizado, no pautado ni jerarquizado. Sin embargo, es interesante notar que en las interacciones de los usuarios se percibe un orden surgido de la espontaneidad, que refleja una necesidad de los participantes de alcanzar una cierta calidad de convivencia. Las redes sociales nos ofrecen así un ejemplo concreto de la capacidad que tiene el diálogo abierto para generar condiciones de acuerdo colectivo, de manera tácita o explícita.

De cualquier modo, más allá de las interacciones que se dan de manera más o menos espontánea entre los usuarios, quienes tenemos un rol político en la sociedad contamos con un condicionamiento adicional: nuestra responsabilidad institucional. Cada ciudadano observa críticamente y juzga con cierto rigor nuestras conductas y opiniones, lo que nos pone en una situación de mayor compromiso ético. Es por eso que el reto que enfrentamos hoy los políticos es el de ir encontrando la oportunidad y el tono con el cual comunicarnos a través de estas nuevas tecnologías. Es un desafío que debemos asumir y una nueva destreza comunicacional que debemos adquirir.

Otro reto que se impone con el advenimiento de los nuevos medios, es el de adquirir la capacidad de llevar la acción política a este nuevo terreno en el que los ciudadanos quieren participar. Debemos proponer a los jóvenes nuevas vías para canalizar su vocación de realizar proyectos comunitarios y políticos a partir del empleo de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación. Políticamente nos encontramos frente a un nuevo ámbito en el cual debemos trabajar, un nuevo espacio para el intercambio de ideas y también para la acción. Como ciudadanos progresistas, el ciberespacio es un nuevo territorio de la política en el cual debemos dejar testimonio de los principios y valores que nos impulsan y que compartimos con gran parte de la sociedad. Los invito a que nos encontremos allí y hagamos de las nuevas tecnologías una herramienta para transformar la realidad.

Para estar en contacto, estos son mis espacios digitales:

Sitio web: www.miguellifschitz.com
Twitter: @MiguelLifschitz / @DataLifschitz
Facebook: https://es-la.facebook.com/MiguelLifschitz
YouTube: https://www.youtube.com/user/MiguelLifschitz
Blog: www.perspectivablog.com
Flipboard: https://flipboard.com/section/miguel-lifschitz-bBQtKg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*