Un Plan Estratégico de Infraestructuras para Santa Fe

Un Plan Estratégico de Infraestructuras para Santa FeEn la agenda de futuro de nuestra provincia, la que estamos construyendo de manera participativa con un gran equipo de colaboradores y recabando la opinión de referentes políticos, sociales y económicos de cada Departamento, se recorta claramente una demanda general cuya satisfacción se convierte en un engranaje clave para el desarrollo integral del territorio: la inversión en infraestructuras productivas, sociales y de servicio.

Se trata del andamiaje sobre el cual desplegar las políticas productivas, educativas, laborales, de salud, culturales, de turismo entre otras. La ejecución, extensión y mantenimiento de rutas y caminos rurales, la construcción de viviendas, hospitales, escuelas, centros culturales, comisarías, unidades penitenciarias, acueductos, estaciones de energía eléctrica, redes de gas natural, tramas de saneamiento y pavimentos urbanos, entre otros.

Con los gobiernos del Frente Progresista en Santa Fe, se construyó, con la participación de muchos referentes de toda la geografía santafecina, un Plan Estratégico Provincial, un plan integral, sistemático, ambicioso y de largo aliento para impulsar infraestructuras estratégicas. Lamentablemente, no ocurrió lo mismo en el ámbito nacional. Estoy seguro que en unos años, con algo más de perspectiva, todos lamentaremos cómo frente a una década con altas y persistentes tasas de crecimiento, nuestro país no supo o no pudo aprovechar la oportunidad para emprender grandes obras infraestructurales, para apuntalar integralmente la capacidad productiva en todo el territorio nacional y la resolución de históricas carencias en materia de servicios básicos de una porción importante de la población argentina.

En un esquema más equitativo, cada provincia argentina debe disponer de recursos para emprender inversiones de este tipo con autonomía, sin depender de la “dádiva” antojadiza de un gobierno nacional que niega en los hechos el federalismo a partir de la concentración de recursos y la arbitrariedad en su reparto. Ya he compartido en mi blog reflexiones acerca de esta relación estructuralmente inequitativa entre Nación y Provincias; en este caso me limito a puntualizar que esa situación -prolongada y agravada en los últimos 20 años de manera creciente- limita completamente a las provincias a la hora de planificar las inversiones en infraestructuras.

El panorama es complicado y se requiere de miradas claras, con decisión política y equipos preparados para impulsar soluciones en este marco. Por eso en Santa Fe no nos cruzamos de brazos. Las gestiones de Hermes Binner y de Antonio Bonfatti, sin dejar de reclamar ante la Nación por no percibir los recursos que corresponden a nuestra provincia, han emprendido un importante programa de obras públicas que no tiene antecedentes en las últimas décadas. También se hicieron múltiples gestiones para obtener financiamiento internacional accediendo al endeudamiento de largo plazo con bajas tasas. En estos días esperamos que la Cámara de Diputados apruebe finalmente la autorización para tomar créditos de este tipo por un máximo de 2.200 millones de pesos.

Por ello en la etapa que viene vamos a reforzar este camino, a partir de un fuerte plan de inversión que imprima velocidad  a la implementación del Plan Estratégico. Impulsar un plan integral de desarrollo de infraestructuras es una tarea seria. No se trata de anunciar aquí o allá  obras aisladas. Quienes tenemos fuertes convicciones políticas, sumadas a una amplia experiencia de gestión pública y formación profesional en la materia, sabemos que la radicación de una obra de alto impacto en un lugar u otro del territorio puede significar la oportunidad de maximizar esa inversión, garantizando que sus beneficios tengan el más amplio impacto económico y social. Por el contrario, una decisión tomada de manera aislada, puede ser una oportunidad desaprovechada.

No hay lugar aquí para las buenas intenciones ni la improvisación. Se requiere de preparación, experiencia y capacidad: gobernar y asignar los recursos públicos es cosa seria. Por eso los análisis deben ser integrales, atendiendo a la realidad de cada localidad, de cada región de nuestra provincia. Es importante contar con un Plan Estratégico de Infraestructuras que ordene de manera armónica las prioridades y de la tranquilidad a la población de todos los departamentos de que las obras que requieren están contempladas y que, en un plazo establecido, se harán realidad. Estamos preparados. Sabemos cómo continuar lo emprendido y darle el nuevo impulso que se requiere. Por eso tenemos la vocación de seguir transformando Santa Fe.

Un pensamiento sobre “Un Plan Estratégico de Infraestructuras para Santa Fe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*