Un nuevo ámbito para la concertación provincial

Un nuevo ámbito para la concertación provincialLa conformación de un Consejo Económico y Social como herramienta para la mejora de la calidad de la democracia, es un largo anhelo que está en el ideario de todo legislador socialista. Este órgano consultivo, de carácter participativo y concertado, integra en su seno a las fuerzas productivas, sociales, culturales y económicas para expedirse sobre cuestiones de relevancia relativas al desarrollo integral de su territorio.
El Consejo Económico y Social es un ámbito estratégico para cualquier comunidad, tanto a nivel local, como provincial y nacional, ya que es un espacio que promueve la concertación de los variados intereses que conviven en toda sociedad plural. Este es el ámbito de debate e intercambio en el que convergen los actores sociales, culturales, productivos y económicos, para resolver sobre los temas que inciden en el desarrollo del territorio en que coexisten.
A nivel nacional, ya en 1988 el diputado Guillermo Estévez Boero presentaba una iniciativa de Consejo Económico, Social y Político, que luego sería tomada como referencia para innumerables proyectos legislativos del orden nacional, provincial y local.
Durante la Reforma Constitucional de 1994, el propio Guillermo Estévez Boero, en su calidad de convencional constituyente, fue también quien insistió en dotar a esta herramienta de la más alta jerarquía que pueda alcanzar una institución pública que es darle rango constitucional.
Sucesivamente, también en el ámbito del Congreso de la Nación, el senador Rubén Giustiniani, en 2004, y el entonces Diputado Hermes Binner, en 2006, insistieron en presentar proyectos para la creación de este órgano a nivel nacional. La misma presentación fue sostenida luego, entre 2008 y 2010, por la diputada Mónica Fein.
En la provincia de Santa Fe, fueron los diputados Juan Carlos Zabalza, en 1989, y Raúl Lamberto, en 2005, quienes presentaron iniciativas referidas al Consejo Económico y Social, proyectos que representaron un valioso antecedente. La antigüedad de nuestra constitución provincial hace que los mecanismos de democracia participativa sean escasos y de baja calidad. Este retraso en el cuerpo normativo conlleva la falta de mecanismos que institucionalicen la participación ciudadana, de acuerdo a los requerimientos de una democracia de alta intensidad, moderna, transparente y participativa.
Este Consejo Económico y Social se presenta así como un espacio para el diálogo y el trabajo conjunto de los diversos actores económicos, sociales y políticos del territorio, que de otro modo no cuentan con una instancia para la construcción de una agenda en común.
Es ante la disputa de intereses sectoriales que muchas veces se relega a un segundo plano al interés común. De ahí la necesidad de crear nuevos ámbitos que promuevan la concertación de los intereses diversos que convergen en una sociedad plural.
El Consejo Económico y Social también se propone como un recurso para orientar el capital creativo e innovador de nuestra sociedad hacia la producción de soluciones imaginativas para abordar los desafíos de desarrollo que se nos presentan, teniendo como horizonte el logro de una mejor calidad de vida para cada uno de los santafesinos.
En nuestra provincia, los gobiernos locales, como los de Rosario en 1990 y 2008, y el de Santa Fe en 2009 han sido precursores en la institucionalización de estos nuevos espacios de concertación y participación.
El aumento del peso relativo que adquieren los gobiernos locales en el desarrollo de una democracia de proximidad, en la cual las decisiones son tomadas cada vez más cerca del ciudadano, demanda a los gobiernos locales la incorporación de nuevas herramientas para la concertación y la participación activa de los actores estratégicos locales.
El proceso de descentralización y el presupuesto participativo desarrollados en Rosario representan antecedentes de gran relevancia sobre el modo en que los gobiernos locales han avanzado significativamente hacia una democracia más directa, transparente y cercana al ciudadano. Una vez más, son los gobiernos locales quienes nos marcan el camino a seguir en materia de innovación en la gestión pública.
Es por todo esto que, desde hace un tiempo, la provincia de Santa Fe ha asumido la necesidad de fomentar una democracia de proximidad con respecto a su propio ámbito de responsabilidad. Para esto, ha comenzado por replantearse una concepción administrativa centralizada, para adoptar una perspectiva más consciente de los matices culturales, económicos y sociales de su territorio, mediante la concepción de cinco regiones que serán la herramienta para el desarrollo de una democracia de proximidad.
Otro recurso fundamental para la consolidación de una cultura institucional más democrática y participativa es el desarrollo del Plan Estratégico Provincial y la implementación de las Asambleas Ciudadanas, en donde los vecinos toman contacto directo con la creación e implementación de políticas públicas a nivel provincial.
Es debido a esto que la conformación de un Consejo Económico y Social resultaría un paso fundamental para la gestación de una cultura política más participativa y democrática en la provincia de Santa Fe. Un espacio de este tipo tendría la capacidad de plasmar la diversidad de voces que posee nuestra provincia, en lo cultural, en lo productivo y en lo social. Santa Fe es una provincia con infinitos matices, de grandes contrastes y potencialidades.
El Consejo Económico y Social es el ámbito adecuado para articular estos recursos, capacidades y riquezas, y para ponerlas en clave de una Santa Fe que va hacia adelante, una Santa Fe que dé lo mejor de cada una de sus regiones para el progreso y el bienestar de todos los habitantes de su territorio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*